Significado del 28 de Julio

ORDENANZAS DE CANTABRIA

 

El 28 de julio de 1778 se aprobaron las Ordenanzas de Cantabria. El documento original se conserva en la Biblioteca Municipal de Santander. Constan de cuarenta y ocho artículos en los que se articulan no solo las competencias, sino también los órganos de gobierno y canales de representación.

Sus veinte primeros artículos vertebran la Provincia en Departamentos, cada uno regido por su Junta Particular, compuesta de tantos Diputados como jurisdicciones incluyera. A su vez, cada Departamento elegía entre su vecindario a dos Diputados Provinciales que les representaban en la Junta General de la Provincia. El Diputado General era el que representaba la Provincia, completando la Junta el Secretario, un Asesor Jurídico y un Ministro, encargado de convocar.

Los siguientes artículos reglamentan sobre distintas materias: abastos, obras públicas, ferias, defensa, presupuestos, orden público..., toda una retahíla de competencias. Por último, se regula la emisión y custodia de documentos así como el cumplimiento de las normas.

Los dos últimos artículos son altamente significativos, sobre todo el penúltimo, que regula la incorporación de otros concejos y jurisdicciones del resto de territorio cántabro. El cuarenta y ocho, por su parte, rubrica la voluntad de certificar la unión provincial y perseguir la Real Aprobación de las Ordenanzas. Mientras lo primero fue un hecho, el reconocimiento de las Ordenanzas nunca se produjo, por lo que la Provincia se regiría por la normativa de los Nueve Valles.